lunes, 13 de marzo de 2017

[Día 27] Sin copiloto no es lo mismo

Buenas a todos. No se si ha sido que hoy he dormido excepcionalmente bien, que "me he levantado contento de verdad" o que al haber estado haciendo cosas desde primera hora de la mañana (si, tenía consulta de tarde, pero me he levantado como si fuera de mañana, no es raro en mí) me ha valido para estar muy activo todo el día, pero así ha sido. Me he sentido muy cómodo hoy con todo lo que he hecho y con mayor agilidad que los últimos días de consulta.

La tarde no es que haya sido ligera. 6 procesos de embarazo. 38 pacientes en consulta (discusión tensa incluída, con buena finalización). 3 urgencias. 3 retinografías a historiar. Y, es lo único que se ha quedado corto, 2 pacientes en cirugía menor. Eso sí, en una de ellas he realizado la exéresis de 15 lesiones con electrobisturí, bastante más de lo que estoy acostumbrado. Pero todo ha ido muy bien.

Pero bueno, todo esto es fácil gracias a la ayuda que tengo y que tantos lunes he echado de menos. Tengo una compañera de trabajo que vale su peso en oro. Trabajar con ella es tan fácil que es normal que los días que ha estado ausente, la cosa haya ido menos fluida.

Estoy hablando de una gran enfermera que ayuda a llevar a nuestro cupo por el buen camino, mi apreciada Lola.

La verdad es que tenerla al lado da mucha seguridad. Aprendo de ella cada día. En muchos aspectos. Cómo tratar a los pacientes, como aconsejarles mucho más allá de las intervenciones que puedo hacer en consulta, cómo orientar eventos de difícil manejo. El interés que muestra por su trabajo, el perfecto equilibrio entre preocupación y firmeza con el que gestiona la gran variedad de situaciones que se le presentan. Las ganas de ayudar a pacientes y compañeros a pesar de la gran carga y variedad de trabajo que tiene día a día. Es admirable.

Poder trabajar codo con codo y aprender de personas así hace que refuerce ese sentimiento de fortuna que alguna que otra vez os he comentado.

Mañana tengo una reunión con el equipo de Cuidados Paliativos de nuestra zona. Otro tema que me interesa mucho y del que aún tengo mucho que aprender.

Mañana os seguiré contando. Que paséis buena noche y que la semana haya comenzado tan bien como la mía.

P.D.: Aquí la tenéis. Linda como ella sola.



P.D.2: No quisiera despedirme hoy sin dar también las gracias a José Ángel, adjunto de Medicina Interna de mi Hospital de referencia, por asesorarme en una situación que me resultaba difícil de manejar, incluso fuera de su horario laboral. Va por ti también. Así da gusto trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada